viernes, 14 de diciembre de 2007

Una tormenta para helarse de frio

No acaba de pasar la tormenta que ha helado durante esta semana a medio país y vuelven a encenderse las luces de alarma para el castigado estado de Oklahoma, en el medio oeste, donde ya esperan el próximo frente que podría volver a recorrer Missouri, Illinois, hasta llegar -como ahora - a la costa este y noreste, incluyendo Pensylvania, Connecticut, Massachusetts, Rhode Island y Nueva York. El hielo y la nieve siguen haciendo estragos, han fallecido 36 personas –algunas de frío, pero en su mayoría en accidentes de tráfico que complican a un mas las tareas de evacuación y rescate. Mas de un millón de familias se han quedado sin energía eléctrica, en el aeropuerto internacional de Newart –a las puertas de Nueva York- se han suspendido mas de doscientos vuelos y como en el Boston los retrasos numerosos. Hay cientos de carreteras cortadas y los atascos y embotellamientos han obligado al cierre de escuelas y comercios. A estas horas los medios de comunicación recogen testimonios y titulares y llamativos… En la ciudad de Boston y según en que zonas caían entre 4 y 6 centímetros de nieve a la hora. Las imágenes –como las consecuencias, hasta ahora y en cualquier caso- son espectaculares.