miércoles, 19 de diciembre de 2007

Incendio en las oficinas de Richard Cheney

El humo es todavía visible en el edificio Eisenhower donde los bomberos se han aplicado sin miramientos a la historia, a poner fin a un incendio que se declaraba hace una hora y que ha provocado imágenes insólitas –ver muebles por los balcones, agua saliendo de salas donde se supone pueden celebrarse ceremonias oficiales o trabajar el vicepresidente Richard Cheney, ahora en oficinas con cristales que han facilitado la extinción del fuego que por fortuna no ha causado ningún herido y se cree ha tenido su origen en un cortocircuito. El edificio Eisenhower, contiguo a la Casa Blanca, fue construido en diecisiete años –entre 1871-1888- y tiene en su particular historia particular haber sido utilizado para transmitir por televisión la primera rueda de prensa de un presidente y haber tenido en sus dependencias un despacho, su particular despacho oval, el presidente Richard Nixon. La mejor prueba de que el incendio está controlado es que en la Casa Blanca ha dado comienzo la comparecencia del presidente George Bush informando de la entrada en vigor -con su firma- de la que sera la nueva ley de la energía en los Estados Unidos.

CHENEY, HUELE A HUMO
Incendio en el Edificio Eisenhower, contiguo a la Casa Blanca, en la calle Pensylvania. Imágenes insólitas que son seguidas en directo por las televisiones que convierten al humo y a los muebles por las ventanas–de momento- en protagonista añadido a una mañana fira en Washington y ahora -como digo- con las atenciones sobre un edificio de oficinas en el que trabaja el vicepresidente Richard Cheney, Los bomberos tratan ahora de controlar un incendio cuyas causas se desconocen pero se apunta a un cortocircuito en las inmediaciones de la sala de ceremonia que utiliza el vicepresidente Cheney y a veces el propio presidente. El humo y las ventanas abiertas, los cristales que rompen los bomberos, el agua y el despliegue que acompaña a estos casos son parte de una historia que continua