miércoles, 12 de diciembre de 2007

Armas por doquier, tiroteos garantizados

El año acaba a tiro limpio. Ahora, el tiroteo por fortuna sin consecuencias graves, fue al nordeste de la ciudad del juego. En Las Vegas, estado de Nevada, dos individuos y desde un coche disparaban a los escolares, chavales de 15 a 17 años, que descendían de ese típico autobús escolar –amarillo y con tiras negras- que recorre los cientos de caminos y calles de este país. (()) Seis estudiantes resultaban heridos de distinta consideración –así lo contaban los medios de comunicación que advertían de que dos lo eran de forma critica- pero afortunadamente los seis podrán contarlo después de una semana aciaga en la que un joven de 19 años causaba la muerte de siete personas en un centro comercial de Omaha, estado de Oklahoma, y el pasado domingo otros joven de 24 años asesinaba a cuatro personas en dos centros religiosos del estado de Colorado. En Estado Unidos, los particulares han llegado a acumular entre 220 y 230 millones de armas, calculándose que un 33 por ciento de los hogares tienen tan singulares artilugios al alcance de cualquier miembro de la familia, incluidos los niños. La segunda enmienda de la Constitución –desde 1787 que fue escrita- es la mejor garantía para que los ciudadanos puedan finalmente darse estos baños de sangre, justificados en estas dos líneas, que por "Una milicia bien regulada, en caso de ser necesaria para mantener la seguridad de un estado libre" garantiza "el derecho de la gente a tener y portar armas, derecho que no debe ser infringido".