martes, 4 de diciembre de 2007

Bush nunca se fiará de Irán

George Bush lo sigue teniendo claro, con informe o sin informe de sus agencias de inteligencia, el gobierno de Iran es de muy poco fiar y si en el 2003 abandonaban sus programas de armas nucleares, siempre puede ocurrir que los recuperen mañana mismo.(()) El presidente de los Estados Unidos sabe lo que es aguantarla y no enmendarla. Irán fue peligroso, es peligroso y será peligroso fue el titulart para una rueda de prensa convocada en la Casa Blanca, y donde pudo insistir, por activa y por pasiva, que la mejor diplomacia con el régimen de los ayatholas es la presión internacional y las sanciones que hasta ahora no han conseguido ni mucho menos acabar con la arrogancia de quienes siguen jugando con fuego. Los que pensaban que George Bush debía aprovechar el poco tiempo que tiene como presidente y la diplomnacia de la flexibilidad para acabar con 26 años de incomunicación se han confundido de medio a medio. Lo único positivo de la historia saber -plabra de Bush- que las agencias de información funcionan ahora mejor que ayer aunque con dificultades si como en el caso de Iran tienen que saber lo que puede hacer mañana.