miércoles, 5 de diciembre de 2007

Irán, buenas y malas noticias

George Bush tiene que mover ficha… Irán es poco de fiar, la premisa esgrimida por la Casa Blanca, ha sido comprada como el mejor argumento al que se suman los medios de comunicación mas influyentes de este pais. The New York Times pide en su editorial enviar un gesto a Teheran, que la política de palo y zanahoria anunciada hace 24 horas por el presidente, pueda sondear nuevas posibilidades y dejar que quien tenga la lleva de esa puerta sea -no un enviado especial- sino incluso la propia secretaria de estado Condolezza Rice. Las agencia de intligencia estadounidenses son la otra cara de la moneda para estos nuevos analisis que provocan titulares cuanto menos curiosos: nuevas fechas, nuevos metodos, nuevas conclusiones se dice desde la primera pagina para acabar poniendo en boca de un espía a quien lógicamente no se identifica que TODAS estas informaciones -son como las anteriores- de alta probabilidad, no dogmas de fe, y que a su juicio dejan demasiado bien parado al régimen de los ayhatolas