jueves, 6 de diciembre de 2007

Hipotecados salvados por la campana

La solución para quienes se ahogan en pagar sus hipotecas inmobiliarias esta al llegar y el presidente George Bush está dispuesto hoy mismo a ponerse las medallas. La Casa Blanca ha conseguido de bancos y empresas prestamistas un acuerdo urgente que ponga fin a las muchas calamidades que las subidas continuadas de los tipos de interés han creado en miles de ciudadanos. La solución que se apunta es congelar posibles subidas y aumentos en los próximo cinco años, con la esperanza de que los consumidores puedan renegociar sus deudas o asentar sus ingresos y ganancias. La crisis hipotecaria ha provocado una recesión galopante en los mercados inmobiliarios y ha disparado el numero de créditos impagados que –como en efecto domino- ha hecho tambalearse al grupo CitiGroup a priori un emporio con el banco mas grande del mundo que al reconocer sus problemas ha provocado grandes sobresaltos bursátiles en estos últimos meses.