lunes, 30 de abril de 2007

EUROPA Y USA SOPLAN LOS MALOS AIRES

George Bush ha sido el primero en lanzar campanas al vuelo. Estados Unidos y la Union Europea acaban de firmar tres acuerdos en materia económica, climatica y migratoria con los que se rompen barreras comerciales, se acercan intereses y se consiguen acercar ideas –fijan reuniones venideras- para hablar sobre gases invernadero y nuevas tecnologías que ayuden a desarrollar alternativas a las dependencias del petroleo. Bush se ha persentado junto al presidente Durao Barroso y a la presidente de turno de la union europea Angela Merkel satisfecho los muchos asuntos desarrollados en este cumbre, donde se ha vuelto a ratificar el compromiso de los poderosos con la pobreza y el desarrollo de los ideales fijados en la cumbre de Doha. Bush destacaba –en política internacional- haber hablado de Cuba y coincidir en solicitar una sociedad libre, con respeto a los derechos humanos y a la ley. Y eso sin olvidar sus preocupaciones. Irak, Afganistan, Darfur, Kosovo sin olvidarse de su idea de hablar un lenguaje común sobre la imposibilidad de permitir a Irán desarrollar programas nucleares.