miércoles, 11 de abril de 2007

SAHARA, CUENTA ATRAS

Maruecos ha entregado su plan de autonomia para el Sahara al secretario general de naciones unidas, Ban Ki Moon, dejando en sus manos la posibilidad de explicar el conenido de un documento que –sin ninguna duda- será incorporado al informe que Ban Ki Moon presentará al Consejo de Seguridad el próximo lunes -16 de abril- El embajador de Marruecos ante Naciones Unidas, El Mostaza Sahel, quería presentar esta iniciativa como fruto y resultado de un trabajo de amplía consulta interna entre los partidos nacionales, los habitantes del Sahara marroquí y las diferentes consultas con la comunidad internacional. Es de suponer que el plan hará referencia a los que han sido –hasta hoy- ejes de su política exterior para con el contencioso del Sahara, ex colonia española desde 1975, y donde siempre se antepone la soberanía de Marruecos sobre la región, sin olvidar las características sociales y culturales del territorio y los criterios internacionales de la autonomía. El Frente Polisario ha rechazado siempre este plan, al igual que Argelia -su principal aliado- por considerar que la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental es una premisa equivocada. España –según me han dicho en nuestra misión ante la ONU a la espera de conocer el documento- acoge con interés cualquier iniciativa que acabe con el impasse que rodea al problema. Esta es una declaración muy similar la que ya se hizo en la reciente cumbre hispano-marroquí del pasado marzo, aunque nuestra diplomacia –añaden ahora- ha pasado a ser más activa en promover el dialogo entre las partes.