domingo, 8 de abril de 2007

LUNES BLANCO Y FRIO DE PASCUA

La fiesta ha llegado este año con frio, pero nadie va a perderse la oportunidad de llegarse hasta la Casa Blanca donde como ya es costumbre, los niños visitan la mansión presidencial de la calle Pennsylvania, en Washington DC para buscar esos huevos de pascua que siempre esconden alguna gasolina o regalo. Los menores de siete años harán cola junto con sus papas para poder contarlo de mayores. El ala sur de la Casa Blanca se abre desde muy temprano –cuando sean aquí las ocho, dos de la tarde en España- y no se cierra hasta seis horas mas tarde – tiempo mas que de sobra para celebrar una fiesta que ya se ha hecho popular y que se repite a lo largo y ancho del país por parques y jardines… Eso si, en este lunes que parece sacado del mas crudo invierno, siempre que el tiempo lo permite o lo autorice porque hasta la nieve ha vuelto a sorprender a mas de algún estadounidense.