lunes, 30 de abril de 2007

MADAMA MUY MADAMA



Deborah Palfrey , la madama de Washington, empieza antes de tirar de la manta lamentando la caída del director de la Agencia estadounidenses para el Desarrollo Internacional, cargo similar al de un subsecretario en el departamento de estado.Las fotos del dimisionario Randall Tobias con el presidente Bush o bajo el logo del ministerio de asuntos exteriores pone mas morbo al caso Palfery que amenaza con hacer publicos nombres de clientes famosos si el juez no desestima los cargos que Hacienda ha presentado contra ella. Palfrey se sienta desde hoy en el banquillo de acusados de una corte federal de Washington, momento que aprovechaba para lamentar la caida de uno de sus clientes, caída que más el bochorno del escándalo ha conocido el presidente Bush, según confesaba Tony Snow, el portavoz de la Casa Blanca que ha vuelto al trabajo despues de haber sido tratado de la reaparición de un cáncer de colon