lunes, 23 de abril de 2007

VIRGINIA TECH VUELVE A CLASES


La vuelta a clase en Vrginia Tech tiene 26 mil historias diferentes, las veintiséis mil razones que a estas horas pesas sobre la conciencia de prfesores, alumnos, empleados de una universidad en la que todavía y durante mucho tiempo quedar la huella de la masacre Cho en la que pedieron la vida 33 personas. Su recuerdo ha quedado en forma de memorial improvisado en el campus: piedras, flores, bandera naranja y vino –colores del equipo de Virginia Tech- el edificio de la facultad de ingenieros cerrado para lo que queda de curso y la voluntad de que sean los estudiantes quienes decidan como acabar los quince dias que pueden quedarles de curso. En los medios, se pasa pagina. Hay historias personales, recvuerdos siempre y homenaje a los seres queridos que se fueron. Virginia Tech vuelve a clase con el corazon encogido, pero repitiendose de 26 mil formas diferentes que la vida.

GLOBOS Y CAMPANADAS
El recuerdo y el homenaje a las victimas de Virginia Tech presiden el primer dia del regreso a clase. Una campana, el silencio y un globo blanco al aire por cada una de las 33 victimas han sido el acto mas emotivo celebrado hace unos minutos en la Universidad Técnica de Virginia donde a duras penas, profesores y estudiantes, han reanudado las tareas de un semestre que acaba en los próximos quince días. El edificio Norris, donde hubo 31 muertos, sigue cerrado y muchos estudiantes que residían en el pabellón donde empezó el tiroteo han preferido mudarse a otras instalaciones.