miércoles, 18 de abril de 2007

VT, VT, VT,... PREVALECEREMOS

Será año académico para olvidar… Han salido trapos sucios en Virginia, pero el sentir general, -después de una jornada de solidaridades, ha vuelto a ser tipicamente estadounidense. Las palabras de Joaquín son suscritas por una inmensa mayoría, aunque siempre hay excepciones, que se curan a voces. Hay espíritu de comunidad en Virginia Tech –ese espíritu que alabaron presidente y gobernador- para apoyar de forma incondicional el trabajo y las decisiones del rector Charles Steger. A pesar del bálsamo de los aplausos este es para muchos alumnos el punto clave, la decisión pendiente, el modelo a elegir. Hacer una Universidad de elite, con la presión a profesores para publicar y conseguir ayudas… o mirar de verdad a la formación, a la seguridad de unos estudiantes que desde 1874 –año de fundación de la Universidad Politécnica de Virginia- llegan desde los cinco continentes.
ARMAS, ARMAS, ARMAS
Las comparaciones vuelven a ser odiosas y equivocadas. Virginia ha vuelto al principio, a lo tipicamente estadounidense. Han vuelto a cerrar filas y por su puesto a ser esa comunidad compasiva y alabada que reacciona con agradecimiento a la solidaridad. El debate sobre armas, no gracias. Además ya están prohibidas en el campus y el surcoreano
Cho Seung-hui las había comprado legalmente porque en el estado de Virginia cualquier mayor de 21 años puede aplicar para conseguirlas. Las investigaciones -aunque criticadas- van a continuar y a las criticas –pocas- que siguen en los medios, las respuestas de siempre: se actuó de acuerdo a lo que se sabia, buscamos la ayuda de agencias internacionales, se investiga… Frases que se repetirán seguro hoy en las dos conferencias de prensa que policía y autoridades universitarias han convocado para las nueve y las cuatro de la tarde -horario local- a las tres hora española, primera atención obligada con anuncio que confirmaremos desde el país de las vanguardias, tres días después de la masacre los familiares de algunas victimas podrán recibir los cuerpos sin vida de sus seres queridos y la comunidad universitaria tendría la lista oficial de fallecidos si por fin se ha podido comunicar a todos los interesados los decesos y la situación de los heridos, entre los que todavía hay estudiantes en situación critica.
ALERTA, SIN CONSECUENCIAS
La actividades academia en la Universidad de Virginia están sus pendidas hasta el proximo lunes, pero todavía hace unos minutos, la policia ha tenido que responder a una llamada de emergencia desde el edificio Burrus, donde esta el rectorado -ver foto- y contiguo al Norris en el
que se protagonizaba la masacre y el estandarte de la universiad. La llamada fue atendida de inmedito por la policia que acaba de informar que las sospechas han resultado ser infundadas. Una portavoz universitario dió cuenta del aviso recibido y de la advertencia a la policia que acudia al lugar con perros que merodearon por coches y alrededores. La rueda de prensa convocado para esta hora se ha pospuesto quince minutos.