viernes, 4 de abril de 2008

Luther King no reconocería a su comunidad

Si Martin Luther King levantara la cabeza cuarenta años después de haber sido asesinado en el Lorraine Motel de la ciudad de Memphis no reconocería las dos caras de la misma moneda en la que siguen viviendo los negros en los Estados Unidos y de las que hoy esribe en The Washington Post, Eugene Robinson . (()) Los sueños de King sin ser del todo realidad permiten ahora ver a los llamados afroamericanos gastando, consumiendo en este país -en el que todo se mide por dinero- la muy considerable cifra de 800 mil millones de dólares, lo suficiente como para decir que ellos solitos serian la decimoquinta potencia económica del mundo… Hace cuarenta años, un 40 por ciento de la comunidad negra estadounidense vivía por debajo del umbral de la pobreza y otro 20 % a penas si podía sacar la cabeza del agua. Todo ha cambiado para mejor, repiten este cuatro de abril radios, periódicos y televisiones, recordando que el racismo sigue siendo todavía y por desgracia una asignatura pendiente… (()) Claro que en estos primeros años del siglo XXI ya puede sumarse este grito de esperanza -que hasta en español- lanza un demócrata negro, muy capaz de llegar a tener todas las papeletas para convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos.