viernes, 18 de abril de 2008

Benedicto XVI tiene vecino español

Benedicto XVI vive en la residencia de su embajador ante Naciones Unidas en la calle 72 de la Isla de Mahattan. Esa sera su casa los tres dias en los que la ciudad de Nueva York promete convertirse /por si lo es poco/ en un verdadero infierno circularoio… No digo nada si ademas, como el espanol, Yañez Barnuevo, nuestro embajador se es pared con pared vecino de tan ilustre huesped… Claro que todo sería mas fácil si esta noche Lidia Mattichio y su hijo Josep le trasladaran puerta a puerta la cena que me han dicho les han encargado para servir en la casa del vecino. Benedicto XVI gustan de irse a la cama con el estómago no muy lleno, cenas frugales y muy ligeras, sin perdonar el zumo de naranja… Esta noche en la residencia del embajador del Vaticano hay 52 comensales, mañana solo 24. Si está o no invitado el embajador de España es cosa que puede descubrirse escuchando solo la radio... y el embajador ha dicho en 24 horas que solo le han invitado a una recepción privada con su esposa el próximo domingo, el día de la misa en el estadio de los Yankees y el día en que dejará de tener como vecino a la familia española de Yañez Barnuevo.

SIN NOMBRES PERO...

Benedicto XVI ha elegido la sede de Naciones Unidas para pronunciar el diuscurso mas ideológico de su visita a los Estados Unidos, Paz y libertad son principios capitales de una institución que había pensado siglos antes un religioso dominico español. (()) Benedicto XVI, primero en francés cuando habló de Francisco de Vitoria y luego en inglés, hizo un recorrido por lo que son los principios fundamentales de la Carta de Naciones Unidas. Pidió respeto a los derechos humanos y al derecho sagrado de la vida, que no debe nunca ser agredido por la ciencia. Pidió diálogo y respeto entre los pueblos y buscar consensos para proteger el medio ambiente, y la lucha contra el cambio climático. Fue una intervención larga /cerca de media hora/ que quiso por lo general de sus enunciados /y salvo excepciones muy contadas/ poder ser asumida por todos… Benedicto XVI fue presentado /y el mismo lo ratificó/ como un líder religioso que se declara abierto a la libertad de cultos y de culturas y a dar a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar. Esta será una de las muchas razones por las que Benedicto XVI ha elegido llevar la contraria a quienes pensaban que sería el momento de hablar de esas guerras o esos diálogos de la paz que en estos momentos quitan el sueño a la comunidad internacional. Y es que a veces, con solo insinuar parece que se dice mucho mas de lo que se dice cuando los que escuchan asi quieren enterderlo.