martes, 29 de abril de 2008

Bajar o no bajar el precio del dinero


Se admiten apuestas, pero en la Reserva Federal vuelven a estar puestos los ojos de muchos estadounidenses la misma semana en la que esperan que George Bush ponga dinero en sus bolsillos, reparta 150 mil millones de dólares, para estimular una economía que sin aceptar su estado de recesión si se afirma está contrayéndose. La Reserva tiene 48 horas para decidir si deja el precio del dinero en un 2%. Si rebaja un cuartillo ese 2,25% que tiene fijado para bancos y clientes preferenciales después de seis bajadas consecutivas. Los mas perspicaces aseguran que la Reserva se lo pensará dos veces, al haber reconocido que la inflación llama a la puerta. Las subidas en los precios de la energía, los alimentos y las materias primas son la otra cara de la moneda. Mientras tanto, para ayudar a tomar la decisión, hoy se conocerá el dato que facilita Conference Board sobre la confianza de los consumidores y mañana el del ministerio de comercio sobre el crecimiento económico de los Estados Unidos en el primer trimestre.