miércoles, 30 de abril de 2008

Made in Spain

Colaboración en El Universo de Madrid

Estoy haciéndome viejo aun a pesar de ver como crecen mis hijos. Claro que como excusa., debo aclarar de inmediato que no es lo mismo verlos crecer en España que en los Estados Unidos Aquí, hasta la división la hacen de forma incomprensible. Y si las matemáticas nunca fueron mi fuerte, ahora se han convertido en mi asignatura pendiente. Esta mañana más que dividir me han hecho multiplicar. El resultado es practicamente el mismo. Europa y los Estados Unidos siguen estando en la antípodas y con un Océano de por medio. Y España y para mas inri en la lista de 36 países que este año, junto a China o Rusia, Venezuela o Argentina, Israel o Egipto no respetan ni protegen lo suficiente la propiedad intelectual. Estados Unidos es amigo de hacer listas, pero esta firmada por la Unidad de Comercio Exterior de los Estados Unidos (USTR) me ha resultado especialmente llamativa: denuncia a los copiones, a los que hacen chuletas de Internet, comparten archivos y programas y evitan que sus creadores se ganen un puñado de dólares/euros. Hasta aquí, casi todo normal, salvo que la justicia española no se arruga y ha servido jurisprudencia para dar a cada uno lo suyo. Si hay negocio hay delito, pero comprar y luego compartir entre particulares la sabiduría de un tercero eso es ahorro y hasta compadreo muy de Made in Spain. Lástima que la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE) no se entere y ande ahora forrándose con su polémico canon aun a costa de saber que de fuera vendrán y hasta buenos les harán. Claro que su ultima denuncia es de órdago a la grande: España y los españoles han sido los piratas mas avezados de archivos musicales en el año 2007 ahorrándose o dejando de pagar 1.200 millones de euros.