miércoles, 30 de abril de 2008

El crecimiento en USA hasta el 0,6 %

CERO SEIS POR CIENTO. Este es el dato, un 0,6 % es lo que ha crecido la economía estadounidense, su producto interior bruto (PIB), en el primer trimestre de este año. Un dato que coloca a la economía de este país cuanto menos en la senda de una CONTRACCIÓN que Bush no quiere llamar RECESIÓN aunque los números para medirla están en los propios índices… Este crecimiento del 0,6% de este principio de año, debe relacionarse de inmediato con el 0,6% que marcaba tambien el último trimestre del año 2007, los dos muy lejos del 4,9% del que alcanzaba entre julio-septiembre. La Reserva Federal tendrá que decidir en unas horas si baja un cuartillo el precio del dinero situado ahora en un 2,25%, decisión condicionada sin embargo al repunte de la inflación que ahora preocupa al banco central. Las reuniones celebradas en la Reserva en estas ultimas horas apuntan a que la institución quiere fiscalizar y ejercer mayor control sobre los prestamos e hipotecas que se conceden en este país, intención que debería ir acompañada con reformas legales que necesitan de la luz verde del Congreso de la nación. Otro dato no menos sorprendente son las perdidas que reconoce la General Motors de 3.251 millones de dólares en el primer trimestre lo que multiplica por 77 los numeros rojos que reconocia en los tres últimos meses del pasado año.
MEJOR DE LO ESPERADO
Será miércoles para estar atento a los marcadores… el primero y mas inmediato conocer ese índice del producto interior bruto de los estados unidos que nos dice cuanto ha podido crecer en el primer trimestre del año la economía de este país. La mayoría de los analistas coinciden en que este dato no estará muy por encima del 0,3 %, trágica confirmación de que la contracción económica ha llamado a la puerta. En el que fue el último trimestre del 2007 el Producto Interior Bruto –PIB- marcaba un crecimiento del 0,6% muy lejos del 4,9% anterior. La Reserva Federal tendrá que decidir después si baja un cuartillo el precio del dinero situado ahora en un 2,25%, decisión condicionada sin embargo al repunte de la inflación que ahora preocupa al banco central. Las reuniones celebradas en la Reserva en estas ultimas horas apuntan a que la institución quiere fiscalizar y ejercer mayor control sobre los prestamos e hipotecas que se conceden en este país, intención que debería ir acompañada con reformas legales que necesitan de la luz verde del Congreso de la nación.