lunes, 12 de marzo de 2007

WALTER REED, SIGUE EL ESCANDALO

El escándalo en el hospital Walter Reed, en la capital federal de los estados unidos las deficiencias en las instalaciones donde había hasta ratones, los fallos encadena de sus responsables, han provocado en los últimos minutos la dimisión del que fuera el responsable del servicio de cirugía en el hospital, el teniente general Kevin Kiley, quien había ejercido como responsable de la institución de forma interina. La renuncia –aceptada por el ministro Gates- acaba de conocerse hace unos minutos después de que informaciones periodísticas provocaran hace una semana la dimisión del secretario del ejercito, la condena de presidente Bush y las investigaciones del congreso estadounidense. La dimisión del general Kiley se suma a las investigaciones y soluciones que se buscan para un caso que todavía dará mucho que hablar. Ahora en CounterPunch se dice que más de 8500 soldados heridos en el frente de Irak habrían sido tratados con drogas como el cannabis para remedio de unos dolores que si no son crónicos pueden provocar dependencia narcótica y efectos no deseados de los opiáceos.