viernes, 23 de marzo de 2007

UN VETO ANUNCIADO

George Bush ha tardado un suspiro en responder a la andanada política enviaba por la Cámara Baja desde el Capitolio de Washington. El proyecto que reparte millones ajenos a la guerra contra el terror y que fija fechas imaginarias para el regreso de las tropas de Irak –decia el presidente nunca será ley y será vetado, lo vetaré de llegar a mi despacho. George Bush que adoptaba un tono compungido pero enérgico y que se acompañaba en el Salon Diplomático de la Casa Blanca por militares y veteranos ha calificado de teatro político el mensaje enviado por los demócratas. Nancy Pelosy prefería mostrarse satisfecha porque es la primera vez -era su declaración- que el presidente sabe que el pueblo estadounidense no está de acuerdo con su forma de conducir la guerra. El proyecto de ley presupuestaria aporbado por los representantes reparte 124 mil millones de dólares y condiciona el regreso de la tropas a casa a septiembre del 2008. Fue aprobado por 218 votos a favor y 212 en contra con 14 demócratas entre ellos y dos republicanos sumándose a la mayoria. Un voto fue emitido con la palabra "presente".

DIFICIL DE PROSPERAR

George Bush ha vuelto a recordar que no convetirá en ley ningún proyecto que condicione o ponga calendarios a la permanencia de sus tropa en las guerras contra el terror. Quede claro que vetaré y nunca será ley ese proyecto, ha dicho Bush inmediatamente después de saber que la Cámara de Representantes había aprobado por 218 votos a favor y 212 en contra darle miles de millones extras para Irak y Afganistán a cambio de exigir el regreso de las tropas antes del 1 de septiembre del año electoral del 2008. Nancy Pelosy, presidenta del Congreso, había hecho saber antes su alegría por el primer mensaje que advierte al presidente de que el pueblo no está de acuerdo con su forma de dirigir la guerra. Otro cantar, será que las ideas del legislativo puedan prosperar. El lunes será el Senado el encargado de dirimir la cuestión –necesitan 60 votos que no tienen los demócratas- y si por casualidad llegasen a consensuar ideas con los representantes de la cámara baja… el veto presidencial solo podria evitarse con aprobar estos presupuestos extras los 2-3 de las cámaras, un resultado milagroso de alcanzar con el actual reparto de escaños y en un tema tan caliente y agrio –Irak, los soldados y sus necesidades presupuestarias- capaz de provocar (como esta mañana) la deserción de 14 demócratas capaces de votar con los republicanos que solo tuvieron que soportar que dos de sus compañeros votasen con la mayoría. Un dato mas, Bush solo ha utilizado el veto hace casi un año… era julio y entonces le habían enviado un proyecto que debía convertir en ley la investigación con células madre.