jueves, 22 de marzo de 2007

IRAK, DINERO POR CALENDARIO

La primera en la frente… La comisión de presupuestos del Senado ha puesto en borrador la que seria la primera piedra de la retirada de tropas estadounidenses en Irak, un sueño demócrata que sobre el papel condicionaría los 122 mil millones de doblares que han repartido fundamentalmente con gastos para financiar las guerras, bajo la premisa de que los soldados estadounidenses deben empezar a regresar a casa dentro de cuatro meses y cantar victoria como muy tarde en septiembre del año electoral 2008. La noticia ha sentado como un tiro en la casa blanca, donde primeras voces han recordado que el presidente –como ya ha dicho- vetaría esa o cualquier ley que le obligase a fijar un calendario de salida. Los republicanos han preferido velar armas paras dar la batalla el proximo lunes, sabedores que antes –ahora mismo- sus compañeros representantes debaten y estudian una ley muy similiar donde se habla de presupuestos y de una retirada que en su caso debería estar finaliza en marzo del 2008. La agenda política del Capitolio, en manos demócratas, es ahora un rosario de tormentos para un ejecutivo que se había acostumbrado a vivir sin sobresaltos y aplaudido por unas mayorías republicanas que hoy ya son historia.