lunes, 19 de marzo de 2007

SEGURIDAD Y PACIENCIA, DEBERES PARA IRAK

George Bush ha tenido que soportar de nuevo malas noticias para inaugurar el que empieza a ser el quinto año de guerra en Irak. Malas noticias porque la violencia no cesa en Bagdad y más criticas desde ese Capitolio que ahora ya controlan los demócratas dispuestos a pedirle algo más que paciencia como estrategia, en palabras del senador John Kerry. Bush ha vuelto a repetir que la guerra después de cuatro años es difícil, pero se puede ganar. Concluir que la mejor opción es empaquetar e irse a casa, seria positivo a corto plazo pero esa retirada tendria consecuencias devastadoras para la seguridad de la region y de los Estados Unidos. La advertencia era la mejor confirmación de que despues de 4 años, el presidente ha empezado a pensar que los arreglos militares sino se han agotado deberian dejar paso a las soluciones políticas donde precisamente ahora los republicanos se han quedado compuestos y sin mayorías que permitan al comandante en jefe seguir solo sacando pecho.

EL MEJOR EJERCITO

George Bush agradece a los caidos, a sus familiares, a las fuerzas del ejercito estadounidense los sacrificios que hace de Irak una guerra difícil, donde la seguridad se ha convertido en el primero de los objetivos. En este punto de la guerra, conseguir la seguridad en la capital irakí es la misión mas importante, que los ciudadanos de Bagdad se sientan seguros para conseguir avances en el proceso de la reconciliación, hacer posible el avance político, económico y social. Bush ha recordado el cuarto aniversario del comienzo de la guerra de Irak poniendo énfasis en que fue derrocado el dictador Sadam Huseim, pero pidiendo paciencia para ver los resultados de una nueva estrategia donde solo la mitad los 20 mil nuevo efectivos comprometidos han sido desplegados, pidiendo al congreso que actue sin dilación para dar soporte con fondos suficientes y flexible para cumplir la misión. La guerra después de cuatro años es difícil, ha sido su conclusión, pero se puede ganar, volviendo a repetir que salir de Irak ahora seria positivo a corto plazo pero esa retirada tendría consecuencias devastadoras para la seguridad de la región y de los Estados Unidos.

LA RETIRADA SERIA DEVASTACION

George Bush ha sorprendido a muchos por decir lo que ha dicho en el que fue su discurso del cuarto aniversario del derrocamiento de Sadam Huseim… o mejor aun… ha sorprendido que viniera a decir lo que ha dicho cuando se llevan gastados mas de 400 mil millones de dolares y empieza el quinto año de guerra en Irak. Concluir que la mejor opción es empaquetar e irse a casa, seria positivo a corto plazo pero esa retirada tendría consecuencias devastadoras para la seguridad de la región y de los Estados Unidos. El presidente insiste en que ahora el mejor plan es llevar a la capital Bagdad seguridad, y que para ver los resultados hay que tener paciencia, dar tiempo al tiempo, esperar por ejemplo a que se desplieguen esos 20 mil nuevos efectivos que decidió en enero enviar a Irak y de los que solo han llegado la mitad. Ni que decir tiene que en los siete minutos que se prolongo la comparecencia Bush no dio señales de flaqueza, sino todo lo contrario. La guerra despues de cuatro años es difícil.pero se puede ganar… una conclusión a la que llegaba despues de haber dejado en el tejado demócrata la obligación de que le aprueben cuantos fondos sean necesarios para ayudar a sus tropas a cumplir la misión, tropas que como antes había dicho la secretaria Rice se merecen todos los honores de una conmemoración-aniversario en la que son los 3200 caídos estadounidense los que mas pesan en el recuerdo de una opinión publica que casa dia que pasa da mas espalda a la guerra que en el 2003 aplaudía hasta un 72 por ciento de la población y de la que solo hoy un 32 por ciento de estadounidenses piensa que puede llevar a algún lado.