lunes, 12 de marzo de 2007

IRAK, PLAN DE RETIRADA

Ganar la guerra o dejar a Irak dispuesto para ganarla es en lo único en lo que todos parecen estar de acuerdo…. Otro cantar es conciliar ideas sobre los métodos, las estrategias y el manual que incluye ese termino tan odiado que se llama calendario. El periódico Los Angeles Times ha sido el primero en llevar a su portada el asunto, anunciar que las ideas dividen al Pentágono y a sus generales, pero que todo a punta que su nuevo ministro de la guerra, Robert Gates, ha dado instrucciones para elaborar un plan de retirada por si los demócratas y el congreso exigen nuevos compromisos. El presente marcado por el general Petreaus y el pasado que representa el general Abizaid son las dos caras de una misma moneda. Si el envio ahora masivo de tropas –veintiun mil nuevos efectivos a sumar a los mas de 140 mil soldados estadounidenses en Irak- no diera los resultados apetecidos, seria el momento de replantearse la misión y ya hay voces que han dejado sobre la mesa la experiencia salvadoreña, pocos asesores que en el caso iraquí podrían ser miles, pero –ahora lo confiesan en voz alta- pero nunca una presencia de tan grueso tamañazo en países donde tan solo su imagen provoca animadversión y rechazo.