martes, 13 de marzo de 2007

OTRO MARTES NEGRO EN LA BOLSA NEOYORKINA

La bolsa de Nueva York ha cerrado con números rojos después de otra jornada cargada de malas noticias. A primera hora se hablaba de la caida del dólar frente al yen y de la confirmación de no ser el mes de febrero el mejor para las ventas de minoristas. Claro que la bomba de relojería sigue siendo la crisis en los mercados hipotecarios de alto riesgo, la casi bancarrota de empresas lideres en el sector como New Century, el aumento de los impagos y el riesgo de los hipotecados a verse embargados después de contemplar rascándose el bolsillo una subida del precio del dinero del 1 al 5,25% ha vuelto a provocar el cierre de la bolsa neoyorkina con perdidas en los tres indices superiores o próximos al dos por ciento. El Dow Jones. –o valores industriales caía 243,78 puntos- el nasdaq o valores tecnológicos 51,72- y en el promedio de las quinientas empresas las perdidas eran de 25,23 puntos. La Asociación de Bancos Hipotecarios de EEUU manejan datos reveladores, los embargos del ultimo trimestre del pasado año han alcanzado el 0,54% y los impagos han crecido hasta el 4,95%, frente al 4,67%, de los tres meses anteriores. La Asociación Hipotecaria calcula que casi el ocho por ciento de los cerca seis millones de créditos de alto riesgo han entrado en morosidad, aunque todavía no se ha llegado a los niveles récords del 2002, cuando se alcanzó el 11 por ciento. A juicio de los expertos, aunque la economía estadounidense y el mercado laboral permanecen sólidos, el mercado inmobiliario continúa en un proceso de desaceleración donde los precios de las viviendas crecen moderadamente, al tiempo que las ventas y la actividad constructora sigue frenándose". El WSJ ha preferido en su edición de hoy sembrar el optimismo, echando mano de los datos del departamento estadounidense de Trabajo para asegurar que el 20% de la población con rentas más bajas sólo es responsable del 8% del gasto en consumo, mientras que el 20% más rico acomete el 40% del total. El posible impacto negativo sobre la economía de las quiebras personales lleva explicación del Economista Jefe del Banco de Estados Unidos, Lehman Bros., quien baticina que el próximo año las quiebras podrían añadir entre unas 15.000 y 20.000 viviendas, al mes, a aquellas disponibles para la venta lo que podría suponer un problema añadido en ciertas zonas de este país.