miércoles, 18 de febrero de 2009

Obama y un chimpace, dos gotas de agua

Sean Delonas se pasa tres pueblos. El caricaturista del periódico The New York Post coge el rábano por las hojas y se descuelga con un dibujo de poner la carne de gallina. ¨Tendrán que encontrar a alguien más para que firme el próximo paquete de estimulo¨. Hasta el menos espabilado -las televisiones y sus telediarios han sido los primeros en abrir fuego- han visto en el chimpance al mismísimo presidente de los Estados Unidos. Barack Obama ha pasado a ser en la ficción el fiel reflejo del último episodio subrealista vivido en el estado de Connecticut. Los confidenciales han llevado el caso a sus portadas, siendo para muchos una sorpresa inexplicable. La noticia tuvo su epicentro en la ciudad de Stanford la noche del pasado lunes. Travis era el chimpace mascota de catorce años a quien su dueña fue incapaz de controlar en su arrebato. Una de sus amigas resultó gravemente herida antes de llegar la polcia local, quien acabo finalmente con la bestia. Sandra Herold, propietaria de Travis, puede ahora verse en problemas. No tendrá que responder ante la justicia por las graciosas interpretaciones de Sean Delonas, pero si deberá explicar por qué supuestamente drogó con Xanax a un animal de 90 kilos que ni tan siquiera estaba registrado. La vida de Travis había sido feliz hasta que la noche del lunes se lanzaba y deshacia la cara de la amiga de Sandra. La historia tiene tambien su dialogo particular de besugos. La policia ha divulgado las cintas grabadas con el trágico aviso "¡Apúrense, por favor! -dice Sandra- está destrozando la cara de Nash". El chimpancé -sin nesesidad de coger el auricular- lanza sonoros gruñidos, mientras Herold grita, "¡Está matando a mi amiga!"El agente replica: "¿Quien está matando a su amiga?". Herold responde, "¡Mi chimpancé! ¡El la destrozó! ¡Mátenlo a balazos, mátenlo a balazos!". Y fue verdad, aunque Travis nunca llegó a firmar ni el primer plan de estimulo que profetiza el caricaturista del periódico neoyorkino sacando los pies del tiesto. La viñeta de SeanDelonas ha provocado rios de tinta mereciento comentarios de racista y estúpido como poco.