jueves, 5 de febrero de 2009

Milk, cine de historia

Ha pasado otra vez… La historia de los Estados Unidos acaba siendo una historia de bolsillo que aprendemos emparedada en todos los rincones de la tierra. Milk es ahora en el mundo algo más que pura leche. En este país, sigue siendo Milk reclamo de carteleras. En España, no. Hay que evitar confusiones y malos entendidos. La película Milk se llama algo así como Mi nombre es Harvey Milk. Algún día será útil y necesario hacer un estudio del subconsciente de los tituladores. Se hizo ya con la censura, pero bueno sería intentarlo con los títulos que al final bautizan a las producciones cinematográficas. Milk es una historia de carne y hueso que transcurre en la ciudad californiana de San Francisco. Harvey Milk es un icono, el primer homosexual que abiertamente es elegido para un cargo público en los Estados Unidos. Los años setenta del pasado siglo XX fueron años de pasiones. Harvey se traslada de Nueva York a San Francisco para vivirlas intensamente. La película de Gus Van Sant es un documental apasionante para los jóvenes carrozas que añoran tiempos pasados. La Academia de Hollywood acaba de reconocérselo con un ramillete de candidaturas a los Oscar. Sean Pean hace un trabajo extraordario, tan fuera de serie que ha terminado pareciéndose como dos gotas de agua al personaje que representa. Harvey Milk terminó sus días de película en el ayuntamiento al que llegó para servir a sus vecinos y a una causa que hoy todavía es motivo de constitucionales desavenencias. Milk lo dio todo. La paradoja es que todavía en estos albores del nuevo año, sigue vivito y coleando. Una cara de la moneda es y ha sido el cine, la película que ahora ven y se recomienda en todas partes. La otra, que no la cruz, la ponía la senadora Dianne Feinstein en las escalinatas del capitolio de Washington. Coincidencias o paradojas de lo que puede ser el destino. La senadora californiana, maestra de ceremonias en la toma de posesión del presidente Barack Obama, fue alcaldesa de la ciudad de San Francisco el mismo día en que caían asesinados el concejal Milk y el alcalde Moscone.