miércoles, 30 de enero de 2008

Supermartes, volver a empezar

El test de La Florida ha dejado tampoco despejado el horizonte como lo estaba antes de la cita con las urnas de unos republicanos y democratas que presumen de haber encontrado en la diversidad su mejor receta de entendimiento en un estado donde un cuarto de la poblacion habla dos idiomas… y uno es el espanol. Los hispanos de La Florida votaron a McCain, los blancos a Romney y las mujeres hispanas a Hillary que sin hacer campana, castigados como estaban los democratas por su partido a no tener delegados, ha querido vender sus numeros -cerca de un millon de votos- como el balsamo idead con el que sacarse la espinita que Barak Obama –con apoyo de la mayoria-minoria afroamericana/ le habia clavado en Carolina del Sur el pasado fin de semana. La cita del supermartes el proximo cinco de febrero es asi una cita abierta a lo que puede ser una carrera sin final… sobre todo porque en cada meta volante /con los caucus y primarias vividos hasta ahora, como el que espera el viernes a los republicanos en Maine/ es dificil sacar conclusiones que ayuden a dibujar tendencies generales