lunes, 28 de enero de 2008

Economia y guerra, legado en un despedida

La cita es a las nueve de la noche –madrugada en espana- cuando en el Capitplio, la clase politica, el gobierno, el poder judicial, los jefes militares y quien se considere en la pomada de Washington van a escuchar el ultimo discurso de la union que dirigira al pais el presidente George Bush… La fanfarria es conocida… El anuncio de la presencia del presidente en la camara es un paseo triunfal acompanado de saludos e interminables aplausos. Sus palabras hasta hoy han sido interrumpidas –siempre- en medias que un aplausometro podria parecer estropeado. El discurso de la union suele ser un discurso de grandes ideas, pero ahora y hoy solo acabara siendo el discurso de la economia y de la Guerra. El legado de un hombre al que le dejan solo y al que solo respaldan un 19 por ciento de los ciudadanos preocupados por pagar las hipotecas y el litro de combustible en una situacion economica que –en palabra de presidente- solo es de incertidumbre y de poner aprueba desafios economicos en los que –como ha sido el principio de acuerdo sobre el paquete de auxilio de 145 mil millones dolares, devolver 1200 dolares a cada familia de lo que les cobraron en impuesto- la union hace la fuerza. (()) Lo peror es que los suyos /los aspirrantes a sucederle en la Casa Blanca, han llegado a La Florida discutiendo quien sera el mejor administrador del manana. MCain y Rommeny siguen pegandose por demostrar quien es el mas capacitado para sacar al pasis de lo que Bush no quiere ni oir hablar… de la Guerra y de una economia que cuanto menos esta en retroceso.