viernes, 18 de enero de 2008

Bush convierte a la economía en prioridad

La economía se ha convertido en la estrella de la campaña electoral, por eso el presidente George Bush a quien le queda –justo hoy- un año y dos días para ceder la presidencia de los Estados Unidos en las escalinatas del Capitolio de Washington, pedirá luces y taquígrafos para que nadie –ni tan siquiera algún republicano aspirante- pueda llamarle idiota por no haber cogido el toro por los cuernos.(()) Las palabras de Ben Bernanke ante la comisión de presupuesto , palabras que se han convertido en el mejor guion para escenificar desde la Casa Blanca, van a permitir este viernes al presidente vivir su minuto de gloria. Bush ha llamado a lideres del congreso a su residencia, la demócrata Pelosi dice que el próximo día 28 representantes y senadores tendrán delante una lista de prioridades, entre las que seguro no van a faltar las propuestas que –sera noche en España- podría presentar hoy mismo George Bush a sus conciudadanos con el deseo ultimo de rebajar sus impuestos sobre la renta y ayudar a las empresas con exenciones fiscales. La cuadratura del circulo, ahora que la bolsa cae en picado, algunas empresas anuncian perdidas mil millonarias, cuando no despidos urgentes, la cuadratura del circulo sera cumplir la recomendación del presidente de la reserva federal… hacerlo todo en poquito tiempo, no subir impuestos y no meter mas la mano en la caja suficientemente enrojecida. Y antes, noticia de ultima hora, Nicholas Burns, uno de los segundos en la secretaria de estado, embajador en misiones siempre delicadas en Corea del Norte o en Oriente próximo tira la toalla y abandona el barco uniéndose a la ya larga lista de colaboradores de esta administración que dicen adios antes de tiempo.