jueves, 17 de enero de 2008

Bernanke: No hay recesión a la vista

Predicar en el desierto, eso parece que fue la comparecencia del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ante la comision de presupuestos. La bolsa meoyorkina no ha podido levantar el animo y se dejaba mas de 300 puntos en los valores industriales después de mas anuncios sonados –como los de la empresa Merry Lynch- reconociendo que la crisis hipotecaria le ha costado en el ultimo trimestre mas de diez mil millones de doblares. (()) Bernanke ha preferido mirar a futuro solicitando de los políticos de Washington un conjunto de medidas econoicas y fiscales que ayuden en los próximos doce meses a capear una crisis que de momento no tiene porque llamarse recesión. Bernanke ha podido hablar con un guión consensuado en la Casa Blanca, desde donde George Bush ha dicho con ayuda de sus portavoces estar dispuesto a meter el bisturí sin subir impuestos y sin meter mano en la caja como pedía el nuevo gurú económico del país. Bernanke –que no es ni de lejos Alan Greenspan- se reserva la posibilidad de hacer mas barato el precio del dinero el próximo dia 30, hoy a un 4,25 por ciento, mañana a decir de los mas optimistas al 3 y medio, solución urgente y necesaria si se quiere empezar a ayudar a renegociar la deuda de sus casas a los dos millones de familias que temen quedarse sin la propiedad de su vivienda.
LA BOLSA, PIERDE 300 PUNTOS
Quien no se consuela es porque no quiere… Ben Bernanke, el nuevo gurú de la economía estadounidense, aunque muy lejos de ser o parecerse a Alan Greenspan. El capo de la Reserva Federal, ha dicho a quien ha querido escucharle que no ve una recesión de la economía estadounidense en el horizonte si la clase política y el banco central de este país se remanga y se pone manos a la obra. El mensaje no ha calado de momento en la bolsa neoyokina que cierra con 108 puntos menos que ayer y quien sabe cuantos más o menos que mañana. Ben Bernanke se ha presentado hace unas horas al examen que le habían reservado en la comisión de presupuestos del congreso. (()) Bernanke solo ha movido ficha para dejar en manos de los políticos una solución urgente temporal. Un conjunto o paquete de medidas –decía- que aprueben para los próximos doce meses gastos extras y puntuales sin subir impuestos y con el tiento suficiente para no enrojecer a un mas los presupuestos. Es la cuadratura del círculo a la que se añadirá de inmediato y por sus palabras una revisión urgente del precio del dinero. La realidad sigue siendo caprichosa, la bolsa sigue a la baja, las empresas reportan perdidas –hoy Merry Lynch hablaba de haber dejado de ganar en el ultimo trimestre del pasado año casi 10 mil millones de dólares- y el consumidor estadounidense –con la gasolina por las nubes- se tiente el bolsillo mientras dos millones de familias temen quedarse sin hogar porque son incapaces de afrontar las nuevas letras de su hipoteca.