sábado, 19 de enero de 2008

No va más!!! Los caucus al casino

Demócratas y republicanos han quemado y queman todavía sus naves hasta en casinos de las vegas donde los dos partidos celebraran asambleas, caucus, casi podríamos decir con horario español a la hora del ultimo partido de fútbol de este sábado. La ventaja de Hillary sobre Obama en Nevada .estado en el que por vez primera tiene voto los hispanos, es tan pequeña que puede pasar de todo. Los republicanos –además- celebran primarias este sábado en Carolina del Sur, un estado de cuatro millones doscientos cincuenta mil habitantes, con mayoría de afroamericanos, dispuestos a dar alas a quienes todavía no las tienen. Las encuestas asi todo –nunca reales como lo que dirán las urnas- hablan de McCain y Huckabee como mejor situados, aunque será el aspirante actor y ex senador Thompson el llamado como el ex alcalde Giuliani –que se reserva para la ultima semana de enero en La Florida- los responsables de sacarse una espina que en el caso de Thompson –con solo un 13% de expectativa de voto- amenaza con apartarle definitivamente de la carrera electoral.
DOCE HORAS DE ESPERA

Primaria republicana en Carolina del Sur donde
hace una hora se han abierto los colegios electorales hasta las siete de la tarde –será la una de la madrugada en España- cuando se puedan empezar a ofrecer proyecciones de resultados, al igual que en los caucus que republicanos y demócratas celebraran en el estado de Nevada, los primeros desde las seis de la tarde, los demócratas desde la ocho. Estas consultas tiene de interés el hacerse por vez primera en estados del sur y del oeste, estados pequeños, Carolina tiene cuatro millones doscientos cincuenta mil habitantes, y Nevada dos millones quinientos mil, aunque con el atractivo de tener un 25 por ciento de población hispana. Las encuestas -siempre confusas- colocan de momento a Hillary por delante de Obama y entre los republicanos la fiesta es mucho mas abierta, McCain, Romney, Huckabee deberían aprovechar el tirón de sus victorias pasadas pero si no resucitan los aspirantes Giuliani o Thompson sus posibilidades podrían darse casi acabadas.