jueves, 10 de enero de 2008

Kerry se apunta a Obama

Es un apoyo con morbo, porque John Kerry sabe -como sabemos todos- que su decisión iba a provocar mas de una sonrisa… Entendiéndose como sonrisa la interpretación -real como la vida misma- de que las cosas entre el aspirante a presidente hace cuatro años y su elección de que fuese John Edwards su compañero de aventura no acabó como los buenos cuentos: siendo felices y comiendo perdices. (()) Kerry sabe que hay otros muy buenos candidatos –no podía decir menos un demócrata- pero Obama es quien puede unir al país y darle la vuelta como un calcetín.(()) Barak Obama puede ser, sería y debe ser el próximo presidente de los Estados Unidos.(()) Esta es la otra cara de la moneda, la triste realidad de descubrir como muchas veces las palabras se las lleva el viento. Bill Richardson, el primer candidato hispano que luchaba por ser presidente de los Estados Unidos, acaba de tirar la toalla en Santa Fé, Nuevo México. Richardson, ministro con Bill Clinton, gobernador hasta el año 2010, puede tocarle todavía y antes del verano el premio de consolación que hasta hoy siempre ha negado… Richardson es para muchos un buen candidato a la vicepresidencia de los Estados Unidos si es Hillary Clinton la candidata demócrata al final de esta larga carrera.