martes, 15 de enero de 2008

Destino: Afganistán


A Dios rogando y con el mazo dando… El Pentágono, después de llorar a sus aliados en la OTAN ayuda militar para Afganistán, ha decidido enviar 3200 soldados la próxima primavera para instruir a la Fuerza de Seguridad Nacional Afgana y conducir operaciones –dice una nota oficial- en todo el espectro. Los soldaos estadounidenses serán infantes de marina, como los veinticinco de sus compañeros destinados en Irak. Este envio contempla permanecer en Afganistán un periodo de siete meses. Hoy tambien, Condoleza Rice, en visita relámpago y sorpresa a Bagdad, confirmaba que tropas en Irak –sin precisar su numero, aunque será significativo- recibirán pronto la orden de regresar a casa