miércoles, 30 de enero de 2008

Edwards abandona

John Edwards ha elegido para las despedidas el mismo New Orleans desde el que anunciara su compromiso personal de llegar a la casa blanca para dar voz a los desfavorecidos, para errradicar la pobreza, para hacer unos sueños realidad que hoy terminaban -acompañado por su familia, su esposa Elizabeth, sus tres hijos y en mangas de camisa- con el telón de fondo de una reconstrucción inacabada que es todavía hoy señal del paso del huracán Katrina y del inequívoco abandono de Washington. (()) El mensaje de Edwards, el anuncio de su adios a la carrera electoral, fue seguido con atención en los cuarteles generales de Hillary Clinton y Barak Obama, su compromiso pasa por seguir luchando por unos ideales que nunca dejara caer en el olvido, maxime cuando piensa que el próximo noviembre su partido demócrata llegará a la Casa Blanca. (()) "La gente me ha pedido que no les olvide, que siga hablando por ellos…necesitamos tu voz". Pero Edwards todavía se ha callado con quien estará a la vuelta de la esquina … de momento Hillary como Obama –por escrito para que pueda quedar constancia- han alabado su compromiso, su trabajo y hasta la causa que defendía… que vivirá siempre entre los que creemos –palabras de Obama- el sueño estadounidense.
REPUBLICANOS, A LA ESPERA
Los republicanos están a la espera de ver mover ficha… McCain y Romney son los que lo tienen mas posibilidades, Huckabee sueña con el sur y el supermartes desde esa fe de predicador, capaz de mover montañas aunque la cartera la lleve tan vacía que son muchos los colaboradores del ex gobernador de Arkansas que tienen que pagarse de su bolsillo viajes y alojamientos. Si así es la vida para McCain, Romney y Huckabee qué decir del ex alcalde neoyorkino Rudy Giuliani que había convertido al estado de La Florida en el trampolín de lanzamiento de una campaña que debía llevarle desde anoche mismo con alfombra y bajo palio hasta las puertas de la Casa Blanca. Giuliani se la ha pegado y por eso hasta hay medios que se atreven -como el Wall Stret Journal- a pronosticar un adios que se esta haciendo esperar, máxime cuando Giuliani debería esta misma tarde-noche, serán las dos de la madrugada en España, comparecer en el debate republicano que organiza en el Museo-Biblioteca del presidente Ronald Reagan –a las puertas de Los Angeles- la todopoderosa cadena de telvision CNN. Giuliani dicen que esta dispuesto a tirar la toalla y pasarse con carros y carretas a colaborar en lo que mande el senador, guerrero y preso en Vietnam, John McCain, el menos republicano de todos los aspirantes pero el único que de verdad esta convencido que puede ganar no solo la candidatura oficial de su partido, sino incluso la presidencia de los Estados unidos a una mujer –fue su previsión- en las elecciones del cuatro de noviembre… Es otra de las muchas cosas en las que McCain se parece al presidente George Bush .