domingo, 1 de julio de 2007

Buhs recibe a Putin en Maine

Es verdad, no faltará ni langosta, pero todo hace pensar que George Bush y Vladimir Putin tendrán que conformarse con los apretones de manos y poco mas que las buenas intenciones. Rusia ha demostrado que quiere hacer y deshacer por cuenta propia… esta semana pasada era el venezolano Chavez quien hacia una visita al Kremlin de la que aquí solo se ha tomado nota, pero el rublo es el rublo y como en el caso iraní, aunque con energía atómica de por medio, los negocios son los negocios y van por delante de las palabras. Putin sabe que su oferta de compartir los radares de Azerbaiyan para evitar el escudo de misiles que Bush quiere instalar en Polonia ha sido una jugada sorpresa que va a ser difícil de digerir por Bush aun a pesar de que en las próximas 24 horas la diplomacia de la conquista inaugura nuevos encantos para amansar viejos corazones. Solo queda por ver si el refugio familiar de la familia Bush en Maine –primera ocasión en la que se utiliza por el hijo del otro presidente para estos menesteres- tiene efectos tan balsámicos como los que tuvieron para papa a la hora de corregir relaciones internacionales.

SALUDOS Y FOTOS, POR AHORA
George Bush y Vladimir Putin ya se han vuelto a dar la mano y hacerse esa foto de buenos amigos que en esta ocasión, inaugura para la puesta en escena, una casa familiar y solariega como la que la familia del presidente utiliza en el estado de Maine, donde junto a una langosta, papa Bush tendrá tambien que ejercer de anfitrión de presidentes sin renunciar a aminorar la tension que de un tiempo a esta parte crece por momentos… el escudo de misiles que estados unidos quiere en Polonia, la independencia de Kosovo, la nuclearizacion de Iran, las amistades peligrosas con las que Ruisa adorna su agenda, la ultima fue la visita del venezolano Chavez, serán en las próximas 24 horas, un motivo de aligerar peso en unas relaciones cada vez más a voces… donde Rusia quiere tener voz propia y Putin cantar verdades del barquero, sin renunciar a jugadas maestras: ofrecer la utilización conjunta de los radares de Azerbaiyan para contrarestar el miedo de los estados unidos a verse amenazdos por supuestos misiles que puedan ser disparados contra aliados y amigos desde Irán o Corea del Norte