martes, 10 de julio de 2007

Bush, paso al frente en Irak

George Bush ha repetido en Cleveland (Ohio) sus conocidas tesis sobre la guerra contra el terror, sin olvidarse incluso de dar un paso al frente en su conocida auto-defensa a la estrategia que se sigue en Irak. El principio, siempre es el mismo, como presidente no renuncia a proteger a este país y a librar a los estadounidense de ataques como los que vivieron el 11 de septiembre del 2001 Los compromisos del presidente para con un congreso y unos ciudadanos cada vez mas en contra de seguir como hasta ahora –esperaba una situación diferente, reconocía en una disertación semidialogada- los compromisos pasan por presentar antes de fin de mes al Congreso el informe sobre el resultado de los ocho compromisos exigidos al gobierno iraki, -todos incumplidos, hasta el momento- amen de pedir al Capitolio que escuche al general Petreaus cuando regrese del frente antes de tomar decisiones que en todo caso estarán a la espera de escuchar el balance presidencial comprometido para septiembre, Ni que decir tiene que hasta entonces la opinión publica seguirá haciéndose notar –como ocurría esta jornada- a través de encuestas que dejan en evidencia lo que ya era conocido… más de un 62 por ciento de la población considera a día de hoy equivocado haberse metido en la guerra, y siete de cada diez estadounidenses quieren que las tropas estén de regreso a casa como muy tarde el año próximo y en el mes abril. Junto a este sentir popular, no debe ignorarse el desencanto que la situación provoca entre influyentes senadores republicanos y el duro editorial que The New York Times publicaba el pasado domingo pidiendo abiertamente lo que los demócratas recuerdan todo los días: las tropas a casa ya.