domingo, 1 de julio de 2007

Cuando las barbas del vecino...

Estados Unidos ha preferido recurrir a incrementar la presencia policial en aeropuertos y estaciones ferroviarias y marítimas como medida disuasoria ante lo que se considera la confirmación de que Europa se ha convertido en base de extremistas islamismos, después de un seguimiento exhaustivo a todas las noticias que llegan de Londres. El ministro de la seguridad nacional, el juez Michael Chertoff se paseaba por las televisiones explicando que no hay razón para elevar el alto riesgo que ya se tiene en cuando amenaza a sufrir un atenta, maxime cuando se esta en vísperas de celebrar –el próximo cuatro de julio- la fiesta de la declaración de la Independencia. En todo caso, lo que si se confirma es que se ha reforzado la presencia policial en vuelos transoceánicos –en especial los que pasan o tienen como destino Glascow- y se nota el incrimeneto de la vigilancia con ayuda de perros en las terminales de Nueva York, Los Angeles o Miami.