viernes, 29 de junio de 2007

Bush, sin privilegios comerciales


No hay que pasar ni una. Los demócratas siguen fiel a su principio de hacer notar las diferencias y en el Congreso el calendario político muy poco tiene que ver con los planes de la Casa Blanca, Este sábado, a medianoche, George Bush (que ya se quedaba sin zapatos en una mezquita de Washington DC) se quedará tambien sin la prerrogativa presidencial de negociar acuerdos comerciales con segundos países. La llamada Autoridad para la Promoción Comercial se ha calificado por miembros influyentes del ejecutivo –la secretaria de estado o el ministro de economía, entre ellos - como una de las “herramientas” que permite colaborar a erradicar la pobreza y luchas contra el terrorismo. Nancy Pelosi, desde el congreso, no opina lo mismo… y prefiere decir que antes de discutir si Bush debe mantener estos privilegios seria mejor expandir los beneficios de la globalización a todos los estadounidenses. El “rifi-rafe” entre legislativo y ejecutivo continua asi sumando enteros en una semana en la que desde la Colina del Capitolio se llamo a declarar al vicepresidente Cheney, se archivo la reforma migratoria y se siguieron poniendo patas arribas los pocos proyectos que seguía acariciando el inquilino de la Casa Blanca.