martes, 10 de julio de 2007

De Cleveland a Oakland, con el terror a vueltas

George Bush habla en Cleveland Ohio, pero la atención se ha trasladado con urgencia hasta el aeropuerto internacional de Oakland, en el estado de California y próximo a la ciudad de San Francisco, donde un hombre que trataba de evitar los controles y acceder a una de las terminales por la puerta de salida ha obligado al cierre de todo el complejo y a la evacuación urgente de los miles de pasajeros que a estas horas hacen largas colas, incluso muy alejados de las puertas de acceso a un aeropuerto que por añadidura sigue en obras de ampliación. Dos terminales son las mas afectadas por las medidas de seguridad, que siguen ahora siendo atención prioritaria de los medios audiovisuales. Bush en Cleveland ha empezado haciendo un balance optimista de la economia, hablo tambien de la sanidad, de la energia y ha desarrollado –antes de aceptar preguntas sus conocidas ideas sobre la guerra de Irak. Su principio –ya conocido- es invariable. Hará siempre lo que crea mejor para proteger al pais y a los estadounidenses de nuevos ataques. La comparecencia continua, repitiendo que son los militares estadounidenses quienes tiene que dar las opciones a seguir en Irak, donde siempre habia pensado -admitia- que estariamos hoy viviendo una situación bien diferente… Presentaré al congreso una lista con logros –ocho puntos concretos, ha explicado al acabar este mes- y en septiembre un informe final aunque tambien pedire a los congresistas que escuchen antes que nada al general Petreaus en la Colina del Capitolio.