miércoles, 13 de junio de 2007

Bob Dylan, un "principe" de las artes

Bob Dylan -Robert Allen Zimmerman, su nombre de pila- recibe la notificación del Premio Principe de Asturias de las Artes con la maleta en la mano... Estaba hace unos días en Los Angeles donde se reditaba el album The Traveling Wilburys en honor a George Harrison y prepara ahora su escapada a Motreal donde el próximo 28 se inaugura el Festival Internacional de Jazz en el que tiene comprometida su asistencia. Bob Dylan no cambia, a sus 66 años no puede dejar de hacer lo que siempre ha hecho desde que dejo su Minnesota natal y lleno de rock, de ideas y de sueños se instalaba en Nueva York para vender – el primer año de la decada de los sesenta- dos millones de copias de su primer LP y convertir –poco después- su canción "Blowin" in the Wind" en el himno de los movimientos pacifistas y pro derechos civiles en Estados Unidos. Oscar de Hollywood en 2001, doctor honoris causa por la Universidad de Princeton, ganador de media docena de Grammys, Dylan abanderaba la canción protesta sin renunciar nunca a la poesía, una razón que siempre le ha valido ser reconocido como un músico poeta que cambio para siempre la concepción del rock.