viernes, 15 de junio de 2007

Enésimo acuerdo migratorio

La reforma migratoria vuelve al Senado la semana próxima. George Bush ha conseguido el milagro, primero apoyando la llamada enmienda Graham la que destinara las multas a los sin papeles a la seguridad fronteriza. Todo menos amnistía es lo que discutirán los padres de la patria, comprometidos de nuevo a desenterrar el proyecto que hace siete días guardaban bajo siete llaves. Ahora el nuevo compromiso es discutir poco, y no hinchar de trabajo parlamentario lo que debe resolverse con pocas voces para beneficio y solución urgente de doce millones de indocumentados