domingo, 3 de mayo de 2009

Penélope y Nadal, entre los cien más influyentes

El primer ministro británico es el encargado de cantar las virtudes del presidente de los Estados Unidos. Gordon Brown escribe para la revista Time el artículo con el que se acompaña el reconocimiento a uno de los cien personajes mas influyentes del mundo. Time no admite paridades por eso las mujeres salen en esta lista muy mal paradas. Entre líderes y revolucionarios -estos en letra pequeña- artistas, heroes o titanes la versión estadounidense de Time ha encontrado 29 feminas entre los 100 destacados del año. La representación española si es por fortuna paritaria. Penélope Cruz y Rafael Nadal son los españoles importantes. El único invitado de nuestro país a cantar excelencias ajenas es el cocinero Ferrán Adriá, encargado de aprovechar el tirón de su colega Dan Barber para recordar que las esencias están en los fogones tanto sean estos los del restaurante Blue Hill o los de su querido Bulli. La portada de la revista tiene como complemento interior la influencia de los números. La crisis no roza ni de lejos al predicardor Rick Warren. El encargado de presidir la oración que inauguraba la era Obama desde las escalinatas del Capitolio tiene 22 millones de seguidores semanales. Salvo críticas puntuales, el presidente sabía bien a quien llamaba a su regazo. Claro que Barack Obama tampoco se queda corto. Su libro La audacia de la esparanza ha sido traducido a 40 idiomas y junto con Sueños de mi padre ha vendio mas de siete millones de copias. La audiencia del conservador y radiofonista Rush Limbaugh es de 20 millones de oyentes. El invento Twitter tenía en marzo del 2009 unos 14 millones de usuarios estadounidenses. Brad Pitt se ha ganado en 45 ocasiones de las 52 semanas que tiene el año la portada de People... Números e historias en donde tampoco faltan los estropicios y los timos. La otra cara de la moneda en año de crisis se llama Bernie Madoff. El inventor de la pirámide en las inversiones bursátiles calculan que tiene junto a su mujer un patrimonio de 825 mil millones de dólares.