lunes, 31 de marzo de 2008

Reformas financieras para largo

La decisión no pasa de momento de haber sido un anuncio de campanillas. El sistema financiero de los Estados Unidos, sus organismos reguladores, se acomodaran a los nuevos tiempos según deseo de un gobierno que desde la llamada sala del dinero de la Reserva Federal y a traves del ministro Paulson, titular del tesoro, hacía público lo que los medios de comunicación adelantaban el fin de semana.(()) Henry Paulson ha vuelto a pregonar que los mercados -cuando funcionan- traen bienestar al sistema y a los ciudadanos estadounidenses, por eso ahora la tarea mas urgente es adaptarse a los nuevos tiempos, refundir agencias reguladoras y planificar un futuro que en todo caso tardará años en hacerse realidad exigiéndose, además, el aprobado previo de un Congreso metido en elecciones. (()) Casi a la misma hora, Alphonso Jackson, ministro aquí secretario de la vivienda y desarrollo urbano presentaba su dimisión que hará efectiva –dice- el 18 de abril después de verse implicado en investigaciones judiciales y ser criticado con dureza por los demócratas ante lo que calificaban de ineptitud y favoritismo para hacer frente y corregir la que ahora resulta ser una grave crisis hipotecaria que hace temblar al sector inmobiliario.
REFORMAR PERO...
Si, porque aunque los planes de la administración Bush son ambiciosos a nadie se le escapa que han terminado de elaborarse cuando los mercados financieros echan humo y por debajo de la puerta empieza a vislumbrarse un futuro de vacas flacas a las que nadie quiere llamar aquí recesión.(()) Henry Paulson se explicaba este lunes como podía, presentaba a los mercados que funcionan como el mejor antídoto para que el sistema no se constipe y los ciudadanos estadounidenses puedan vivir mejor y tener el trabajo que necesitan. La cuestión ahora es diferente, porque la crisis hipotecaria ha puesto literalmente en la calle a muchos propietarios de viviendas que consiguieron sus créditos en bancos y entidades que no se pararon a valorar los riesgos.(()) Mientras Paulson anunciaba una reforma que de momento será imposible y que pasa por reestructurar los organismos reguldor4es concediéndole bara de mando a la Reserva federal. Mientras Paulson presentaba el trabajo que le ha ocupado en este ultimo año, su colega Alphonso Jackson se veía obligado a tirar la toalla. El ministro aquí llamado secretario de la vivienda y el desarrollo urbano, hará efectiva la dimisión que hoy presentaba al presidente Bush el próximo 18 de abril. Jackson, criticado por su gestión ineficaz a ojos de los demócratas, tiene además pendiente algunas cuentas con la justicia que le investiga porque desde su sillón se habría permitido el lujo de ayudar a hacer negocios inmobiliarios a sus amigos y aliados republicanos.