jueves, 20 de marzo de 2008

Irak. cinco años y un día

Se buscan soluciones, planes, estrategias cinco años después de haberse disparado el primer misil que supuestamente iba dirigido a Sadam Huseim la noche del 19 de marzo –madrugada del día 20 en España y en Irak- cuando supuestamente participaba con sus mas fieles en una reunión que se celebraba en lasa afueras de Bagdad. Aquella equivocación –que no fue la primera y por desgracia no terminó siendo la última- tiene cinco años después una asignatura difícil de aprobar: cómo dar por terminada con inteligencia la guerra más cara de todos los tiempos y la más larga de las grandes guerras contemporáneas… Los medios de comunicación estadounidenses, como un 66% de sus ciudadanos, están cansados y muy hartos del conflicto del que –un 61%- espera la retirada en cuanto llegue al despacho oval de la casa blanca un nuevo presidente. George Bush ha pasado el dia después del quinto aniversario a ser el muñeco de feria al que se le dan todas las bofetadas, ya no la encuestas donde suspende sin paliativos –conserva un exiguo 19% de incondicionales- la peor parte se la gana en los editoriales de prensa y en los comentarios que se escuchan en radio y televisiones. El comandante en jefe .le dice en su editorial The New York Times. Sigue sin tener un plan para la victoria, tan solo tiene la evidencia de pasar el enredo a sus sucesor. The Washington Post tampoco se atreve a tocar las campanas al vuelo. Después de todo, los discursos de presidente y aspirantes a serlo los califica de fantasias, fantasias que sumadas a las noticia portada del periódico Los Angeles Times (la cúpula militar del Pentágono –dice- esta dividida sobre la estrategia a seguir en Irak) hacen que este quinto aniversario de la guerra–aquí en los Estados Unidos- pase -sin correcciones ni enmiendas- con mas pena que gloria…