jueves, 20 de marzo de 2008

Los secretos incompletos de Hillary Clinton

Todos queremos mas… dice la canción que se aplican ahora buena parte de los más curiosos y pertinaces amigos y enemigos de la que fuera primera dama y hoy aspirante demócrata a ganar la candidatura de su partido a la presidencia de los Estados Unidos. Hillary Clinton puede presumir de haber tenido una de las agendas diarias mas ocupadas del mundo, pero desde luego, las 11046 páginas que dejaron de ser un secreto hace unas horas no van a demostrar nada que no pueda llegar hacer una primera dama. El protagonismo político de Hillary terminaba en la administración Clinton el mismo dia que su empeño de reforma sanitaria se venia abajo. Desde entonces, desde 1993 a 2001, su papel volvió a ser el que por lo general desempeña y ha desempeñado siempre una primera dama… insuficiente en todo caso para poder presumir de haber llevado adelante una actividad internacional que no es avalada por estos documentos. Mas picante pudieran tener las grabaciones telefónicas que demandan a voces y piden en los tribunales organizaciones deseosas de conocer los secretos hablados por una aspirante a presidente, QUE ESTABA EN LA CASA BLANCA SIEMPRE QUE SU MARIDO LE ENGAÑABA CON LA BECARIA MONICA LEWINSKY. Un juez de Washington escuchaba ayer la petición muy razonada de que ordenase desclasificar a los Archivos Nacionales mas de 20 mil páginas de registros sonoros. La cantidad es para los archiveros el problema, pues solo su audición –dicen- podría acumular un año o dos de trabajos. Una excusa que como es lógico no da solución a la necesidad de conocer todo lo que hizo y dijo una aspirante a convertirse en presidente de los Estados Unidos cuando existen pruebas y documentos que -siempre corregido y tachados- están hechos para convertirse en documentos de la Historia.