jueves, 13 de marzo de 2008

La guerra de Irak, la puta y las elecciones

Si se menea huele, por eso la administración Bush se ha dado cuenta que lo mejor que puede hacer con la guerra y los informes que ha encargado sobre Irak es guardarlos en un cajón y rezar para que nadie –como hoy hace la cadena de televisión ABC- pueda llegar a meter la nariz donde no les importa. Lo cierto es que las 94 páginas que contiene el trabajo del Instituto para análisis de la Defensa estan llamadas a pasar sin pena ni gloria. Además, a quien puede ahora interesarle que Saddam Husseim no tuviera nada que ver y en ningún momento de su vida y milagros con Alcaeda. Pues eso, que mejor y como hacen ahora todos los medios de comunicación estadounidenses -sin ser excepción que confirme ninguna regla- lo mas llevadero y lo que mas se vende sigue siendo el pan y el circo… y sino baste tan solo echar una miradita a un periódico tan serio como The New York Times para descubrir que la putita del exgoberndor es hoy la portada y la información mas leída del mundo, tan leida que la página que la señorita Ashley Alexandra Dupré tenia colgada en internet ha saltado por los aires después de recibir en lo que va de jueves la friolera de más de cinco millones de visitas. Anoche, cuando el periódico colgaba la noticia en soporte digital tuve la oportunidad de grabar la que será la canción de la semana… los pinitos de Ashley que de señorita de compañía a 5.500 dólares la hora promete pasar a convertirse a sus 22 añitos en una chica mucho mas famosa y desde luego mucho mas estilizada que la mismísima Mónica Lewinsky. Con estas cosas y con esa campaña electoral que aguanta sus propios sobresaltos no parece que sea nada extraño que los estadounidenses pierdan la cuentan y ni se enteren de que en Irak ya han caído mas de 4000 de sus compatriotas, un dato dice la ultima encuesta del grupo Pew que tan solo conoce un 28% de los estadounidenses.