jueves, 6 de marzo de 2008

Elecciones USA: calendarios y matemáticas

Suena a risa, pero es verdad… Cuanto mas caliente se ha puesto la temperatura política entre los aspirantes demócratas, -saben que ninguno de los dos podrá por su cuenta y riesgo conseguir los delegados necesarios para convertirse en el candidato a la presidencia de los Estados Unidos antes de la convención a celebrar en Denver (CO), una encuesta del periódico The Washington Post y la cadena de televisión ABC, les regala el caramelo de saberse ganadores ante el ya mas que garantizado enfrentamiento con el senador republicano John McCain. Las diferencias serían de 12 puntos para Obama y 6 para Hillary, confirmándose lo que repetimos desde hace tiempo… Es mas fácil que este país vote a un afroamericano que a una mujer llamada Hillary Clinton. A partir de esta premisa, como es lógico de entender, los números y el reparto de los 611 delegados demócratas que están en juego en diez estados y dos territorios conforman lo que es en la mas pura matemática política es la verdadera salsa en este juego. Me explico: el reparto proporcional que los demócratas hacen de sus delegados en caucus y primarias garantiza que Obama seguirá sumando los suficientes delegados como para mirar siempre a Hillary con una exigua ventaja. Los pronósticos le conceden además cinco victorias en los estados pendientes –la primera este sábado en Wyoming y la siguiente el martes en Missuri. Hillary tiene ganados con la seguridad que regalan las encuestas tres estados entre los que no falta Pensylvania y donde la convocatoria del próximo 22 de abril estará protagonizada por una población que hasta en un 15% es mayor de 65 años. Algunos ya hablan del nuevo supermartes el 6 de mayo, cuando voten los estados de Indiana y Carolina del Norte los únicos que siguen sin decantarse con claridad por uno u otro aspirante. La sal y la pimiento –que nunca falta, en esta fiesta- esta garantizada por los estados castigados de La Florida y Michigan. Estados que por querer ser los primeros y votar cuando no les dejaba su partido, perdieron en enero la oportunidad de mandar sus delegados a la convención. Este jueves primero de marzo han echado números y han visto que de no sumarse los 366 delegados que ellos dos solitos atesoran, más difícil se hará cuadrar las cuentas generales. La solución acaba de ofrecérsela el otrora aspirante presidencial y hoy capó del partido demócrata Howard Dean. Hagan ustedes una propuesta interesante, y si son capaces de no pedirnos ni un solo dólar para organizar la consulta… adelante, porque nosotros ya estamos pensando en ganar las elecciones a la presidencia al soldado y héroe republicano John McCain sin el candidato que aun no tenemos pero a quien dos medios estadounidenses dan como favoritos.