miércoles, 5 de marzo de 2008

Bush elige a McCain

John McCain, guerrero, soldado y para todo estadounidense un hombre de honor, incluso para los todavía aspirantes demócratas, McCain puede respirar tranquilo mirando a las elecciones del 4 de noviembre Esta mañana en la Casa Blanca ha empezado su nueva tarea, unir alrededor de su personas un partido republicano que después de compasión, guerras e hipotecas se ha visto obligado a un examen de conciencia capaz de abrir brechas importantes entre quienes se echarían al monte con la biblia en la mano y quienes buscan el centro para ganar las voluntades de un electorado divido tambien en dos mitades. McCain hoy habrá aprendido lo que anoche decía nunca había soñado… auque ha sido un guiño, el presidente de los Estados Unidos, ademas de convertir al senador de Arizona en su candidato oficial le ha regalado con su recibimiento en el ala norte de la Casa Blanca los honores que solo se reservan a los jefes de estado
DEMOCRATAS DE LOS NERVIOS

El calendario de primarias y caucus confirma que la familia demócrata no podia imaginarse –ni de lejos- el callejon sin salida en el que ha terminado jugando un partido que para su desgracia no tiene minuto final. Obama y Hillary pueden quemar millones dolares y energies para acabar como ahora… pelenadose por el delegado del proxima caucus en Wyoming o poniendo sus miras en la primarias de ese botin de Pensylvania en el que se reparten 188 delegados Esa es la locura y el castigo, las reglas que acaban siempre en la convencion que este ano espera celebrarse en Denver la ultima semana de agosto. Llegar hasta alli sin candidato numérico es a decir de los santones demócratas un suicidio, pero a ver quien es el guapo -Obama o Hillary- que tira la toalla cuando los dos equipos saben que ni tan solo con doce victorias pendientes de aqui al final y con 20 puntos de diferencia sobre el rival darían numericamente la candidatura que ahora ya disfruta McCain.