viernes, 21 de marzo de 2008

La Pasión llega a las Elecciones 2008

Bill Richardson era el primer hispano que quiso ser presidente de los estados unidos, este viernes de pasión se acaba de convertir en el Gobernador demócrata que desde el estado de Nuevo México -donde es rey y señor, se ha trasladado hasta Pórtland, Oregón, dispuesto a marcar distancias (()) Richardson ha caido en brazos del senador Barak Obama. Lo anunciaba a bombo y platillo, con los ojos abiertos de todas las televisiones, y los oídos de todas las radios. Su intención –como en su día da del aspirante senador Dobb- es apoyar la candidatura del senador por Illinois por ser un líder capaz de unir al pais y recuperar en el mundo la confianza moral en los Estados unidos (()) Richardson –que se adelanta al indeciso y cortejado John Edwards- ha dado la campanada hasta en español para dejar bien claro que su caída del caballo es con todas las consecuencias, un bofetón añadido a las aspiraciones, deseos y via crucis que en estos tiempo celebra la senadora Hillary Clinton a quien durante mucho tiempo estuvo ligado el gobernador. Bill Richardson debe a la familia Cinton mucho y bueno de su vida política. El presidente Bill lo había nombrado embajador en Naciones Unidas y luego lo llamaba a su gabinete para ser ministro de la energía. Esta viernes de pasión, Bill Richardson se ha postrado de hinojos ante el señor Barak Obama a quien agradecía su valentía y arrojo, su liderazgo y su forma de ser… con el convencimiento de estar junto a un futuro y gran presidente de los Estados Unidos.
CURIOSIDADES PELIGROSAS
La Secretaria de estado –el ministerio de Asuntos Exteriores de los Estados Unidos- tiene trabajo extra e investigación oficial para depurar responsabilidades y descubrir que hay detrás de lo que supuestamente ha sido curiosidad malsana de alguno de sus empleados por revolver en documentos secretos –en el departamento de pasaportes- la vida y milagros de los aspirantes demócratas y del candidato republicano que aspira a convertirse en presidente de los Estados Unidos (()) Sean McCormak, portavoz de exteriores, trataba de explicarse después de superar la primera sorpresa, lo ocurrido no en una, dos o tres ocasiones… lo que después de unas horas de destaparse la olla ha resultado ser una costumbre practicada con políticos demócratas o republicanos. Sean McCormack decía que la secretaria de estado o ministra de exteriores, Condolezza Rice, ha presentado sus disculpas personales a Barak Obama, Hillary Clinton y John McCain por las violaciones que a sus datos confidenciales y supuestamente secretos hicieron personal de su departamento. Dos funcionarios contratados por el ministerio han sido despedidos y uno amonestado por falta grave. La curiosidad es la primera explicación de esta violación de seguridad de la que se han quejado los equipos de los senadores investigados. Obama lo fue en tres ocasiones, Hillary Clinton al menos una vez en el 2007 y sobre John McCain no se ha ofrecido documentación de momento.