viernes, 14 de marzo de 2008

La economía, preocupación

George Bush acaba de reconocer en el club económico de Nueva York el momento difícil y de incertidumbre que vive la economía estadounidense pero demostrando en todo momento que su experiencia –las dificultades vividas y siempre superadas- le dan la esperanza y optimismo suficiente como para afirmar que la economía estadounidense es resistente.(()) Bush ha dicho que hay planes robustos ya en marcha, que debe actuarse con flexibilidad para atraer capitales. Objetivos prioritarios son los mercados inmobiliario y financiero, recuperar confianza y credibilidad de los consumidores, procurar evitar incertidumbre con las discusiones políticas sobre los impuestos, no interferir en la independencia y decisiones de la reserva federal y luchar contra quienes pregonan el proteccionismo y el aislacionismo comercial.(()) Bush ha pregonado que son 120 mil las familias que reciben la ayuda de 17 mil millones de dólares para refinanciar sus hipotecas, y que antes de final de año serán 300 mil, prometiendo que a mediados de mayo serán todos los estadounidenses quienes recibirán los cheques prometidos con la devolución de sus impuestos para reactivar la economía con su consumo. Bush empezó hablar cuando el indice de los valores industriales caía 200 puntos en la bolsa de Nueva York, al acaba su discurso los indices caían 160 y 40 enteros en industriales y tecnológicos respectivamente
OPTIMISMO A PRUEBA

George Bush ha tirado de optimo y de agenda para solventar lo que son momentos difíciles y de incerditumbre en la economia estadounidnes… algo que no es nuevo… subir y bajar, bajar o subir como ya sabe con su experiencia en la casa blanca… pero siempre con un secreto para sacar a pasear el secreto(()) La economía estadounidense es resistente, eso se lo decía Bush a los socios del selecto Club económico de Nueva York ante los que ha explicado planes robustos ya en marcha que deben actuar con urgencia para atraer capitales. Objetivos prioritarios son los mercados inmobiliario y financiero, recuperar confianza y credibilidad de los consumidores, procurar evitar incertidumbre con las discusiones políticas sobre los impuestos, no interferir en la independencia y decisiones de la Reserva Federal y luchar contra quienes pregonan el proteccionismo y el aislacionismo comercial.(()) Bush ha pregonado que son 120 mil las familias que reciben la ayuda de 17 mil millones de dólares para refinanciar sus hipotecas, y que antes de final de año serán 300 mil, prometiendo que a mediados de mayo serán todos los estadounidenses quienes recibirán los cheques prometidos con la devolución de sus impuestos para reactivar la economía con su consumo.