martes, 20 de febrero de 2007

MARRUECOS, CANTERA TERRORISTA


Estados Unidos acude de nuevo a la llamada de Marruecos para investigar y desbaratar el trabajo de redes internacionales terroristas que desde el comienzo de la guerra de Irak hacen proselitismo entre ciudadanos que ganados por la religión están dispuestos a ir a luchar y morir a una guerra santa. La noticia, portada del periódico Washington Post, habla del caso concreto de Tetuán, una ciudad hoy de 320 mil habitantes, antigua colonia española , donde los tiempos cambian y donde a pesar de verse camisetas del Madrid y del Barça por la calle, en los últimos cuatro años 24 jóvenes han elegido convertirse en víctimas de la guerra o en conductores suicidadas como es el caso documentado de Abdelmonaim el-Amrani. Los detalles de la información firmada por Craig Whitlock son minuciosos. El-Amrani, tenia solo 22 años cuando dejaba mujer e hija para enrolarse en la guerra iraki y conducir en Bagdad un coche lleno de explosivos la mañana del 6 de marzo del 2006 para protagonizar un atentado en el que se llevaba por delante la vida de seis inocentes. La mezquita del barrio Mezouak en Tetuán ha sido cantera de jóvenes, como El-Amrani, una mezquita que fue centro de formación de al manos cinco de los implicados en los atentados de los trenes de Madrid el 11 de marzo de 2004. Las autoridades españolas conocen los trabajos de captación de estos grupos terroristas en ciudades como Ceuta y Melilla. La información dice que suelen dirigirse a España para conseguir pasaportes falsos con los que viajar después a Siria o Turquia para llegar finalmente a Irak. La colaboración de la inteligencia estadounidense en Marruecos ha descubierto conexiones de medio centenar de ciudadanos marroquíes con grupos terroristas que actúan en el norte de África y en países como Argelia, Túnez, Libia y Mauritania.Las diferencias entre los radicalismo de antaño han caído en el olvido ante lo que es una idea de fuerza mayor, la invasión estadounidense y la guerra en Irak.